Consejos para administrar grupos


  • Crea grupos basados en necesidades administrativas. Cuando creas un grupo basado en una función y otra persona va a desempeñar dicha función, sólo necesitas cambiarlo de grupo o añadirlo al que necesitas. No necesitas cambiar los permisos concedidos a la cuenta de usuario. Muchas veces es más ventajoso crear un grupo que sólo tenga un miembro que cambiar permisos individualmente.

  • Utiliza los grupos locales para dar acceso a los recursos en los equipos locales cuando el equipo no sea miembro de un dominio.

  • Si tienes múltiples grupos a los que puedes añadir las cuentas de usuarios, hazlo siempre al más restrictivo. Sin embargo, asegurate que concedes los derechos de usuario y permisos correctos para que los usuarios puedan realizar su tarea.

  • Siempre que dispongas de un grupo que permita realizar las tareas que necesita el usuario utilizalo en lugar de crear un grupo nuevo. Crea grupos sólo cuando no tengas ninguno que cumpla las necesidades del usuario.

  • Usa la identidad especial ‘usuarios autenticados’ en lugar de ‘todos’ para conceder los máximos permisos y derechos de usuario. Haciéndolo así minimizas el riesgo de accesos no autorizados, porque Windows Server 2003 sólo añade cuentas de usuarios válidos a dicha identidad especial.

  • Limita el número de usuarios en el grupo de Administradores. Los miembros de éste grupo en un equipo local tienen todo el control. Une sólo a un usuario cuando el mismo tenga que realizar tareas administrativas solamente.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*