Ser catalizador de cambios

A veces, en un proyecto de desarrollo, nos encontramos ante una situación: tenemos claro cuál es el camino a seguir, por ejemplo, en un tema de diseño. Está ante nuestros ojos la solución al problema que tiene empantanado al equipo. O simplemente, vemos una mejor forma de hacer algo. Pero si comenzamos a discutir el tema, si tratamos de exponer la idea buscando aprobación, entraremos en reuniones, discusiones, comités para buscar el visto bueno para la acción.

Hay otro camino.

Una fábula de los hermanos Grim, ilustra el tema. La publiqué y comenté en mi blog personal:

Sopa de piedras

La repito acá:

Tres soldados retornaban de la guerra, volviendo a sus hogares. Iban por el camino, cansados y hambrientos. Ven una villa adelante del camino, y sus espíritus se levantan, seguramente los habitantes de la villa les darán alimento. Pero cuando lleguan, encuentran las puertas y ventanas cerradas. Despues de años de guerra, los habitantes de la villa estaban escasos de comida, y cuidaban lo poco que tenían.

Los soldados, entonces, hierven en una olla agua, y le ponen cuidadosamente tres piedras. Los habitantes de la villa, asombrados, se acercan a mrar.

“Esto es sopa de piedras”, explica un soldado. “¿Es todo lo que pusieron en la sopa? ¿Piedras?”, preguntan los curiosos. “Absolutamente, sólo piedras, pero debo decir que sabría mejor si tuviéramos una zanahorias…”. Uno de los habitantes de la villa, corre a su casa, y retorna con una canasta de zanahorias de su huerta.

Un par de minutos más tarde, los habitantes preguntan de nuevo “¿sólo eso se necesita?”.

“Bueno ” dice un soldado ” un par de papas le darían más cuerpo a la sopa”. Otro habitante vuelve a su casa, y trae papas.

Durante una hora, los soldados enumeraron más ingredientes que podrían mejorar la sopa: carne, puerros, sal, hierbas. Cada vez, un habitante distinto iba y traía lo que se necesitaba.

Eventualmente, ellos terminaron con una gran olla de sopa caliente. Los soldados removieron las piedras, se sentaron con el pueblo entero, a disfrutar de la primera comida completa en meses.

Es tiempo de poner nuestras piedras en la olla. En vez de pedir permiso para la idea completa, haga algo chico, bien desarrollado y expuesto. Una vez lo tenga pulido, muéstrelo a su gente, que vean lo que puede hacerse. Y luego, diga, “claro, podría estar mejor si tuviéramos X…”. Pero sin darle mucha importancia. Ahí verá si realmente el germen de la idea prendió o no. Si no, no insista por el momento. Si prendió, seguramente la idea tomará inercia, y conseguirá más apoyo para lo que quiere hacer y cambiar. A veces, mostrar un poco del futuro, hace que la gente se suba al tren que les prepara.

No siempre el cambio se puede lograr con discusión y razonamiento. A veces, hay que maniobrar para vencer la inercia o resistencia al cambio, que tengamos delante.

Los lectores de “The Pragmatic Programmer”, de Andrew Hunt y Dave Thomas, reconoceran el “tip 5″ que recomiendan: “Be a Catalyst for Change”, sea un catalizador del cambio.

Nos leemos!

Angel “Java” Lopez
http://www.ajlopez.com/
http://twitter.com/ajlopez

This entry was posted in 3463. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>