Tales from the Scrum: El corazón de Scrum

Al final de un anterior post:

Tales from the Scrum: Informando el estado

comentaba que había otra herramienta para ir coordinando y viendo el avance del equipo en el proyecto. El bueno de Tobias Meyer, quien fue mi instructor de Scrum Master en el 2006, escribe en estos días un post más poético, pero que apunta al corazón del tema. Pueden leer el original en:

The heart of Scrum

Hoy les deje una traducción libre:

Cuanto más enseño y hago coaching de Scrum, más me convenzo que el tablero de tareas es el corazón del Scrum. Sin el tablero de tareas no hay centro, no hay foco. El tablero de tareas, cuando es realmente comprendido, se transforma en el hogar espiritual del equipo, en la iglesia, si quieren llamarlo así. Los miembros del equipo arguyen,discuten, innovan, alrededor del tablero de tarea, se alinean unos con otros, para corregir el rumbo, para aprender, para celebrar.

El tablero de tareas genera colaboración. Es visual, es táctil, es más grande que la vida (es más grande que la pantalla de una computadora). Se yergue como un gran y visible marcador de nuestro de progreso y de nuestro carácter. Proclama quienes somos como equipo. Es nuestra identidad. El tablero de tareas nos dice la verdad, y difunde el mensaje: no tenemos miedo.

El tablero de tareas es frecuentemente descripto como el “water cooler” (enfriador de agua) del nuevo paradigma. El paralelo, aunque tiene buen sentido, está haciendo al tablero de tarea un daño. Sí, es el lugar para interactuar. No, no es un lugar para quejarse, para esparcir rumores, o desgarrar el equipo. El tablero de tareas es el lugar para regenerarse a uno mismo, para reconectarse, para tomar respiro. Representa una carrera hacia, no un escape, una carrera de huida de.

Scrum es la antítesis del cubículo corporativo de la mentalidad de divide-y-vencerás. No necesitamos mesa de tenis o metegol para calmarnos, para crear un balance artificial de trabajo y vida. No necesitamos divertirnos como algo más allá del trabajo. El trabajo es divertido. No necesitamos momentos de “water cooler” o cortes para fumar para ejercitar nuestras profundas necesidades humanas de conversación, de interacción. En Scrum, nosotros vivimos de esta manera. Todo el día, todos los días.

Scrum es todo sobre la gente, no sobre competencias o capacidades. Scrum no es “yo” sino “nosotros”. Es acerca de compartir, aprender, mejora continua, interacción vibrante, colaboración apasionada y crecimiento personal. Scrum es sobre tribus, sobre construir comunidad. Cada miembro de la tribo necesita un sentido de pertenencia, de búsqueda personal. Tribus enteras necesitan lugares de interacción, necesitan objetos sagrados, necesitan foco y necesitan pulso. Scrum soporta esa forma de ser. El tablero de control, y el ambiente que emerge de él, provee esa fuerza central de vida, donde este tipo de cosas nacen.

Para vivir, para realmente vivir, Scrum necesita un corazón. Y ese corazón es el tablero de control. Sin él, Scrum nos parece y se siente insípido. Es débil, y delgado. Pierde su foco, y sin un controlador externo (por ejemplo, un coach, o un campeón del producto) para continuamente insuflar vida en él, el esfuerzo pronto se disolverá de nuevo en el proceso disfuncional al que quería reemplazar. Sin ese corazón, Scrum no tiene poder.

Uno de los servicios más importantes que un Scrum Master puede hacer por su equipo y por la organización en conjunto, es crear transparencia. La transparencia nos permite ver las fallas, y cuando vemos las fallas, podemos elegir hacer algo con ellas. Podemos parar de ser víctmas del proceso y comenzar a ser guerreros del cambio.

En el blog de Xavier Quesada Allue Visual Management encontraremos muchas sugerencias sobre cómo usar el tablero de tareas para alcanza el objetivo de la transparencia. El trabajo de Xavier en esta área toma el tablero de tareas y lo transforma de un objeto útil en un objeto de belleza e inspiración. Y de la manera en que lo veo yo, éste es el lugar correcto del tablero. El corazón se nutre de amor.

Les recomiendo la visita al blog de Xavier, y el de Tobias, Agile Anarchy (el actual) y Agile Thoughts (el anterior). Vean de visitar y soportar su iniciativa Welfare SCM:

Statement of Intent

WelfareCSM is a program designed by Tobias Mayer to embrace the change we are currently experiencing in the world. The aim of WelfareCSM is two-fold:

1. To offer low-cost or no-cost Scrum training, including Certified Scrum Master training to individuals in low-paid jobs, the unemployed, students and anyone working for a company that has cut its training budget in this time of crisis.

2. To spread the principles, practices and values of Scrum beyond the software world, by training people from other industries, and those involved in other kinds of work or community activities.

He tenido poca experiencia con un tablero físico, en muchos equipos se tiende a tener una herramienta electrónica. Pero cada tanto trato de armar un tipo de tablero así. Cuando existe, la reunión diaria de Scrum se realiza ENFRENTE del tablero, es el lugar donde el equipo se reencuentra con sí mismo y con el proyecto.

Nos leemos!

Angel “Java” Lopez
http://www.ajlopez.com
http://twitter.com/ajlopez

This entry was posted in 10549, 2752, 3463. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>