Teclado Bluetooth de Microsoft y arranque múltiple

Este teclado bluetooth de Microsoft es un poco más complicado de instalar que los teclados estándar, debido a la gestión de dispositivos bluetooth que implica una autenticación del dispositivo. Cuando sólo se tiene un sistema operativo se configura una vez y ya está, pero cuando tenemos más de un sistema pueden aparecer pegas.

 

 El teclado en sí se puede instalar de dos formas, con palabra clave y sin ella, estando recomendado hacerlo con palabra clave. Esto está muy bien siempre y cuando tengamos un único sistema operativo en el PC, pero si tenemos un arranque múltiple la cosa se complica debido a lo siguiente:

 

- Si instalamos el teclado bluetooth sin palabra clave, a continuación no funciona el teclado durante el inicio del sistema y hasta que Windows lo habilita, por lo que si necesitamos acceder a la BIOS o a un menú de arranque necesitaremos un teclado USB estándar.

- Si instalamos el teclado bluetooth con palabra clave sí funcionará durante el inicio del sistema.

 

 Pero el problema viene con la siguiente situación: si tenemos más de un sistema operativo, y vamos instalando el teclado bluetooth en todos ellos con palabra clave (aunque usemos siempre la misma), el teclado funcionará en el último sistema operativo en que lo hayamos instalado, y también en el arranque, pero cada vez que iniciemos otro de los sistemas operativos veremos que el teclado está descubierto y marcado con palabra clave, pero no responderá.

 Si por otro lado instalamos en todos los sistemas operativos del PC el teclado bluetooth sin palabra clave, funcionará en todos los sistemas, pero no funcionará durante el arranque, por lo que en el que tengamos arrancado tendremos que configurar como sistema por defecto el próximo que queramos arrancar (un poco molesto).

 Por fin, la solución al tema, que al menos a mí me ha funcionado. Configuramos el teclado en todos los sistemas operativos sin palabra clave, y en el último en que lo hagamos sí le ponemos palabra clave. El resultado es que ahora el teclado funciona en todos los sistemas que tengamos instalados en el PC y también durante el arranque del sistema. Si posteriormente añadimos un nuevo sistema operativo al equipo, tendremos que quitar el teclado de aquel en que lo configuramos con palabra clave, añadirlo sin ella, y configurar el nuevo sistema con palabra clave (la cuestión es dejar un sólo sistema operativo en que el teclado tenga palabra clave y que sea el último en que configuremos el teclado).