Instalar Windows 7 desde un pendrive

Preparar un pendrive para poder instalar Windows 7 arrancando un equipo con un el mismo es sencillo. Para ello necesitaremos un pendrive (evidentemente) de al menos 4 Gb, un equipo con Vista o Windows 7 y el DVD de Windows 7.

Una vez conectado el pendrive, abrimos una ventana de comando como administrador, y en primer lugar ejecutamos el comando DISKPART.

Una vez en el símbolo DISKPART>, obtenemos el Id del pendrive con el subcomando LIST DISK

Suponiendo que el identificador sea el 6, pasamos a ejecutar los siguientes comandos, siempre dentro de DISKPART:

select disk 6

clean

create partition primary

select partition 1

active

format fs=NTFS

assign

exit

El siguiente paso es hacer el pendrive autoarrancable, para lo que introducimos el DVD de Windows 7  (p.e. Unidad D:) y en la ventana de comando nos movemos a la carpeta boot del mismo y usamos el comando bootsect (asumo que el pendrive es la unidad h:):

d:

cd d:\boot

bootsect /nt60 h:

y cerramos la ventana de comando.

Ahora sólo nos queda copiar el contenido íntegro del DVD de Windows 7 al directorio raíz del pendrive y ya estará listo.

Por fin, para instalar Windows 7 con este pendrive en un equipo, sólo nos tenemos que asegurar de que en su BIOS está habilitada la opción de arrancar desde discos USB e iniciar el equipo con el disco USB conectado.

Finalmente no habrá Windows 7 “E” para Europa

 

http://microsoftontheissues.com/cs/blogs/mscorp/archive/2009/07/31/windows-7-and-browser-choice-in-europe.aspx

http://news.cnet.com/8301-13860_3-10301299-56.html?part=rss&subj=news&tag=2547-1_3-0-5

Parece ser que Microsoft y la UE han llegado a un acuerdo y las versiones “E” sin navegador no llegarán a salir al mercado. Digan lo que digan algunos, es una muy buena noticia para el consumidor final, que no recibirá una versión capada en características respecto a lo que se venderá en el resto del mundo.

Lo que sí es una buena idea es que ofrezca la posibilidad de instalar otros navegadores distintos de IE8, y que sea el consumidor quien elija libremente el que quiere instalar o desinstalar (caso de IE8 si así lo desea), pero no la idea inicial de que el sistema operativo se vendiese sin ningún navegador instalado. Había opciones como descargarlo por ftp (a ver quién le explica a la sra María del quinto lo del fetepé), pero si bien son sencillas para un usuario medio o avanzado, no lo son para el usuario ocasional o primerizo, quien se podría sentir frustrado en su primera experiencia.

Y la gran pega que yo le veía a las versiones "E” es la imposibilidad de actualizar un Vista previamente instalado en el equipo. Como el Vista dispone de IE instalado, y la versión “E” no tiene posibilidad de actualizarlo, la opción consistía en vender en la UE solamente la versión de instalación nueva, sin posibilidad de actualización. Aunque personalmente prefiero la instalación en limpio, hay muchos casos en que un usuario prefiere la actualización que le mantenga todos los programas instalados con sus configuraciones, cuya migración a un sistema nuevo, sobre todo en el caso de los juegos y sus partidas guardadas (una locura, pues cada uno lo hace en un lugar diferente) puede ser una experiencia desoladora.