Viernes 11/11/2005

** Hoy dedicamos la sección ‘Por fin es viernes’ a… mi, ¡que pa’eso es mi cumpleaños! 🙂 **


EL MARKETING AUTÉNTICO


A) Marketing femenino


1) Estás en una fiesta y ves a un hombre muy atractivo. Te acercas a él y le dices: “Soy muy buena en la cama”. Eso es Marketing Directo.


2) Estás en una fiesta con un grupo de amigos y ves a un hombre muy atractivo. Uno de tus amigos se le acerca y le dice: “Esa mujer de ahí es muy buena en la cama”. Eso es Publicidad.


3) Estás en una fiesta y ves a un hombre muy atractivo. Le pides su número de móvil. Al día siguiente le llamas y le dices: “Soy muy buena en la cama”. Eso es Telemarketing.


4) Estás en una fiesta y ves a un hombre muy atractivo. Lo reconoces. Te acercas a él, le refrescas la memoria y le dices: “¿Te acuerdas lo buena que soy en la cama?”. Eso es Customer Relationship Management.


5) Estás en una fiesta y ves a un hombre muy atractivo. Te levantas, te arreglas la ropa, te acercas a él y le sirves una copa. Le dices lo bien que huele, admiras su traje, le ofreces un cigarrillo y le dices: “Soy muy buena en la cama”. Eso son Relaciones Públicas.


6) Estás en una fiesta y ves a un hombre muy atractivo. Te acercas a él y le dices: “Soy muy buena en la cama”, y además, le enseñas una teta. Eso es Merchandising.


7) Estás en una fiesta y ves a un hombre muy atractivo. El se acerca a ti y te dice: “He oído que eres muy buena en la cama”. Eso es Branding, “el Poder de la Marca”.


B) Marketing masculino


1) Estás en una fiesta y ves a una mujer muy atractiva. Te acercas a ella y le dices: “Soy muy bueno en la cama y aguanto toda la noche sin parar”. Eso es Publicidad Engañosa, y está penada por la Ley.



Un día un pordiosero, un hombre al que a simple vista se notaba que la vida había castigado material y espiritualmente y al que parecía que no le podía ir peor, se acercó a la ventanilla de un lujoso automóvil detenido en un semáforo y ocupado por un elegante y próspero caballero y se entabla el siguiente diálogo:


– Señor, ¿podría prestarme diez euros para comer?.
– Pero, ¿no te los irás a beber, verdad?
– No señor, nunca en mi vida he bebido alcohol.
– Entonces, ¿te lo vas a gastar en tabaco?
– No señor, no fumo, ni nunca lo he hecho.
– ¿Te los vas a gastar a lo mejor jugando y apostando con los otros vagos?.
– De ninguna manera. Nunca juego ni apuesto nada.
– ¿Acaso te los vas a gastar bailando en algún cabaret?.
– Imposible, señor, jamás en mi vida he pisado un cabaret. Es más, no sé bailar …
– ¿Se los piensas dar a una prostituta, acaso?
– Jamás he tenido relaciones con ninguna mujer que no fuera mi novia, convertida luego en mi esposa hasta que me abandonó.
– Entonces toma, no diez, sino cien euros. Pero vente a comer a mi casa.
– Quiero invitarte a una buena comida casera y así podrás ahorrarte los cien euros.
El pordiosero, sorprendido, sube al impresionante coche y ya en camino pregunta:
– Oiga, señor, ¿no se enojará su esposa al ver llegar a alguien como yo y que se siente a la mesa a comer?.
– Probablemente sí, – contesta el rico – pero valdrá la pena. Tengo gran interés en que vea en lo que se convierte un hombre que no bebe, no fuma, no juega, no baila, ni sale con putas.



Un millonario promueve una fiesta en una de sus mansiones, y en determinado momento, pide silencio y la música para, y dice, mirando hacia la piscina donde criaba cocodrilos australianos:
– “El que logre cruzarla y salir vivo al otro lado, ganará todos mis autos. ¿Alguien se atreve?”

Espantados, los invitados permanecen en silencio y el millonario insiste:
– El que se lance a la piscina, logre cruzarla y salir vivo al otro lado, ganará todos mis autos y mis aviones…. ¿Alguien se atreve?
El silencio impera y una vez más, ofrece:
– El que se lance a la piscina, logre cruzarla y salir vivo al otro lado, ganará todos mis autos, mis aviones y mis mansiones.


En ese momento, alguien salta a la piscina.
La escena es impresionante. Una lucha intensa, el hombre se defiende como puede, agarra la boca de los cocodrilos con pies y manos, tuerce la cola de los reptiles…
DIOS MÍO… Mucha violencia y emoción. Parecía una película de ¡COCODRILO DUNDEE! Después de algunos minutos de terror y pánico, sale el valiente hombre, lleno de arañazos, moretones y casi muerto.
El millonario se aproxima, lo felicita y le pregunta:
– ¿Donde quiere que le entregue los autos?
– Gracias pero no quiero sus autos.
Sorprendido, el millonario pregunta:
– Los aviones, ¿donde quiere que se los entregue?
– Gracias, pero no quiero sus aviones.
Extrañado por la reacción del hombre, el millonario pregunta:
– Y ¿las mansiones?
– Yo tengo una bella casa, no necesito de las suyas. Puede quedarse con ellas…. No quiero nada que sea suyo.
Impresionado, el millonario pregunta:
– Pero si Ud. no quiere nada de lo ofrecido, entonces… ¿que es lo que quiere?
Y el hombre le respondió muy irritado:
– ¡Encontrar al hijo de la gran puta que me empujó a la piscina!


MORALEJA: SOMOS CAPACES DE REALIZAR MUCHAS COSAS QUE A VECES NI NOSOTROS MISMOS CREEMOS, PERO NECESITAMOS UN EMPUJONCITO Y EN CIERTOS CASOS… HASTA ALGÚN HIJO DE PUTA ES ÚTIL EN NUESTRA VIDA. SEPAMOS CONVIVIR CON LOS HIJOS DE PUTA, SON PARTE DE NUESTRO DESTINO.







Buen fin de semana a todos!!!
🙂

One thought on “Viernes 11/11/2005

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *