De el amor y la locura

馃檪

Hace un tiempo cierta dama de los foros de VB poste贸 este bonito cuento.

Buscando el otro d铆a lo encontr茅 por casualidad, y como se que 煤ltimamente no lo ha pasado muy bien, desde aqu铆 le mando un abrazo:

 

隆隆隆Cu铆date mucho Pilarica!!!

 

 

Cuentan que una vez se reunieron todos los sentimientos de la Tierra.
Cuando el Aburrimiento hab铆a bostezado ya por tercera vez, la Locura,
como siempre tan loca, les propuso:
– 驴Por qu茅 no jugamos al escondite?

La Intriga levant贸 la ceja intrigada y, sin poder contenerse, la
Curiosidad pregunt贸:
– 驴Al escondite? 驴Y c贸mo es eso?

– Es un juego- explic贸 la Locura- en el que yo me cubro la cara y
empiezo a contar desde uno hasta un mill贸n, mientras los dem谩s se
esconden. Cuando haya terminado de contar, el primero a quien
encuentre ocupar谩 mi lugar para seguir con el juego.

El Entusiasmo bail贸 secundado por la Euforia. Y la Alegr铆a di贸 tantos
saltos que termin贸 por convencer no solo a la Duda si no tambi茅n a la
Apat铆a, a la que nunca le interesaba nada.

Pero no todos quisieron participar. La Verdad prefiri贸 no esconderse.
驴Para qu茅? si al final siempre la acababan descubriendo. La Soberbia
opin贸 que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era
que la idea no hab铆a sido suya), mientras que la Cobard铆a prefiri贸 no
arriesgarse.

– Uno, dos, tres, cuatro,…- empez贸 la Locura a contar.

La primera en esconderse fue la Pereza que, como siempre, se dej贸 caer
tras la primera piedra del camino. La Envidia se escondi贸 tras la sombra
del Triunfo, que con esfuerzo hab铆a logrado subir a la copa del 谩rbol
m谩s alto.

La Generosidad casi no alcanzaba a esconderse, pues cada sitio
que hallaba le parec铆a maravilloso para algunos de sus amigos:
驴Un lago de aguas cristalinas? ideal para la Belleza.
驴La grieta de un 谩rbol? perfecto para la Timidez.
驴El vuelo de una mariposa? lo mejor para la Voluptuosidad.
驴Una r谩faga de viento? Magn铆fico para la Libertad.
Pero finalmente se escondi贸 en un rayito de Sol.

El Egoismo en cambio, encontr贸 un sitio muy bueno desde el principio,
ventilado, c贸modo, pero s贸lo para 茅l. La Mentira se escondi贸 en el
fondo de los oc茅anos (隆mentira! en realidad se escondi贸 detr谩s del
Arco Iris) y la Pasi贸n y el Deseo en el fondo de un volc谩n. El Olvido
no recuerdo donde se escondi贸.

Cuando la Locura contaba el 999.999, el Amor a煤n no hab铆a encontrado
sitio para esconderse porque todo estaba ocupado, pero entonces vi贸 un
rosal y, enternecido, decidi贸 esconderse entre sus flores.

– …y un mill贸n! – cont贸 la Locura y por fin se puso a buscar.

La primera en aparecer fue la Pereza, a apenas tres pasos, debajo
de una piedra. Luego sinti贸 vibrar a la Pasi贸n y al Deseo en el volc谩n.
En un descuido encontr贸 a la Envidia, y a partir de ella pudo deducir
d贸nde estaba el Triunfo. Al Egoismo no tuvo ni que buscarlo, 茅l solo
sali贸 disparado de su escondite, que hab铆a resultado ser un nido de
serpientes.

De tanto caminar sinti贸 sed y al acercarse al lago descubri贸 a la
Belleza. Con la Duda result贸 aun m谩s f谩cil porque estaba sentada en
una cerca sin decidir a煤n d贸nde esconderse. As铆 los fue encontrando
a todos. Al Talento entre la hierba fresca, a la Angustia en una cueva
oscura, a la Mentira detr谩s del Arco Iris (隆mentira! estaba en el fondo
de los oc茅anos), y hasta al Olvido, que ya se le hab铆a olvidado que
tambi茅n jugaba.

Tan s贸lo el Amor no aparec铆a por ning煤n sitio. La Locura busc贸
detr谩s de cada 谩rbol del planeta, baj贸 por todos los arroyos y subi贸
todos los montes. Y cuando ya estaba a punto de darse por vencida,
vi贸 el rosal. Tom贸 una vara y se puso a remover las ramas, cuando de
pronto se escuch贸 un grito de dolor: las espinas hab铆an herido al Amor
en los ojos. La Locura no sab铆a qu茅 hacer para disculparse. Llor贸, rog贸,
implor贸, pidi贸 perd贸n e incluso se ofreci贸 a ser su lazarillo. Y ,desde
entonces, desde que por primera vez se jug贸 al escondite en la Tierra,
el Amor es ciego y la Locura siempre lo acompa帽a…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *