Viernes 16/06/2006

** Dedicado a David y a Biel **


Un cazador va al África y lleva su perrito Foxterrier para no sentirse solo. Un día, ya en África, el perrito correteando mariposas, se aleja y se extravía, comenzando a vagar solo por la selva.

En eso ve a lo lejos que viene una pantera enorme a toda carrera y, al ver que la pantera se lo quiere devorar, piensa rápido que puede hacer.
Ve un montón de huesos de un animal muerto y se pone a mordisquearlos.

Cuando la pantera esta a punto de atacarlo, el perrito dice:”Ah! que rica estaba esta pantera que me acabo de comer!!”

La pantera lo escucha y frenando en seco, gira y huye despavorida pensando:


“Perro hijo de puta, casi me come a mi también!”

Un mono que andaba trepado en un árbol cercano y que había visto y oído toda la escena, sale corriendo tras la pantera para contarle como la engaño el perrito. Pero el perrito alcanza a oír al chivato del mono…

Después que el mono cuenta a la pantera la historia que vio, ésta, muy enojada, le dice al mono: “Súbete a mi espalda y busquemos a ese perro, a ver quien se come a quien!”.

Y salen corriendo a toda velocidad a buscar al Foxterrier. El perrito ve a lo lejos que se viene otra vez la pantera, ahora, con el mono chivato encima…

“Y ahora que mierda hago?” se pregunta… y, en vez de salir corriendo, se queda sentado dándoles la espalda como si no los hubiera visto y, cuando la pantera esta a punto de atacarlo, el perrito dice:

“Pero que mono pelotudo!… hace como media hora que lo mande a por otra pantera y todavía no aparece!”

Moraleja:

EN LOS MOMENTOS DE CRISIS, SOLO LA IMAGINACIÓN ES MAS IMPORTANTE QUE EL CONOCIMIENTO”



Un viejito se dio cuenta de que su esposa de muchos años se estaba quedando sorda. Llamó a su doctor y sacó un turno para que le hicieran un chequeo del oído.


El doctor le dijo que podría atenderla en dos semanas, y que mientras tanto el esposo podría hacerle una prueba sencilla e informal para poder darle al médico una idea de la magnitud del problema.


-Esto es lo que quiero que haga. Empiece como a 40 pies de distancia de ella y háblele en voz normal, a ver si lo oye. Si no, acérquese a 30 pies, 20 pies, y así sucesivamente hasta que le conteste. Esa noche ella está en la cocina preparando la cena, y él está en la sala y piensa.


Estoy como a 40 pies de distancia. Deja ver qué pasa:
-Mi amor, qué hay de cenar?
No hay respuesta.
El se acerca como a 30 pies.
-Mi amor, qué hay de cenar?
Nada.
Va para el comedor, como a 20 pies.
-Mi amor, qué hay de cenar?
Nada.
En la puerta de la cocina, a diez pies.
-Mi amor, qué hay de cenar?
Todavía nada.
Entonces se para detrás de ella.
-Mi amor, qué hay de cenar?
Ella se da vuelta y le grita,
-Por quinta vez, carajo, ¡POLLO!!!!!



Tres hermanas de 96, 94 y 92 años de edad vivían en su casa juntas. Una noche la de 96 años empieza a llenar la tina para darse un baño, pone un pie
dentro de la tina, hace una pausa y grita:
-¿ALGUIEN SABE SI ME ESTABA METIENDO A TOMAR UN BAÑO O ESTABA SALIENDO DE BAÑARME?
La hermana de 94 años le responde:
-NO SE, ESPERA QUE SUBO PARA VER.
Empieza a subir las escaleras hace una pausa y grita:
-ESTABA YO SUBIENDO LAS ESCALERAS O LAS ESTABA BAJANDO?
La hermana menor de 92 años estaba sentada en la cocina tomándose una taza de té y escuchando a sus hermanas. Mueve su cabeza y piensa:
“EN VERDAD ESPERO NUNCA LLEGAR A SER ASI DE OLVIDADIZA, TOCO MADERA”, golpea tres veces la mesa para que se le conceda ese deseo y luego les responde:
-AHI VOY A AYUDARLAS, SOLO DÉJENME VER QUIEN ESTA TOCANDO LA PUERTA



Una mujer y un hombre se vieron envueltos en un aparatoso accidente de tráfico.
Los coches quedaron totalmente destrozados pero, sorprendentemente, ninguno de ellos resultó herido.
Después de que salieran arrastrándose de sus respectivos vehículos, la mujer, dijo:

¡Mira nuestros coches…! No queda nada, pero afortunadamente ninguno de nosotros esta herido… Esto debe ser una señal divina de que debíamos encontrarnos, ser amigos… y convivir juntos y en paz…”.

El contesta :


-“Coincido contigo totalmente… Esto debe ser una señal divina….”.

La mujer continuó:

-“Y mira esto…, hay otro milagro…. Mi coche esta completamente destrozado, pero esta botella de vino no se rompió…. ¡¡Está intacta!! Seguramente Dios quiere que bebamos este vino y celebremos nuestra buena suerte con un poco de sexo…”.

Entonces le tendió la botella al hombre…. Este asintió con la cabeza. En señal de aprobación, la abrió, y se bebió la mitad de la botella… Entonces se la tendió de vuelta a la mujer… Esta cogió la botella, e inmediatamente le puso otra vez el tapón y se la devolvió al hombre.

Sorprendido, él le preguntó:

-“¿No vas a beber?”

-“No, yo esperaré tranquilamente a que venga la policía”.



Y como siempre para terminar algunas colaboraciones:


Algunas fotos curiosas (By Sandra):


















Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *